20 ene. 2012

EL COCIDO LEONÉS DE ARVEYOS

Con ocasión de la Fiesta del Antruido a celebrar el día 18 de febrero, sábado, en Riaño(León), la Asociación Cultural Montaña de Vadinia,se propone la promoción y puesta en valor de un plato autóctono, típico de la Montaña de Riaño, que con el paso de los años ha ido quedando relegado en el olvido. Una delicia gastronómica desconocida para el gran público, incluso dentro de las propias tierras de la Región Leonesa, de donde es originario.

Antiguamente era un plato cotidiano de las gentes de la Montaña Leonesa de Riaño, y aún hoy se sigue cultivando el arvejo, sobre todo en la subcomarca de Tierra de la Reina, y cocinándose en sus hogares, aunque de una manera menos habitual que antaño.

El arvejo es una legumbre. Las legumbres han sido cultivadas por siglos por una gran variedad de culturas. Se pueden considerar alimentos nutricionalmente recomendables teniendo en cuenta su composición en proteínas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas.
Pero aunque son el producto que da nombre al cocido que hoy presentamos, no es ni mucho menos, el único ingrediente.
El resto de los productos naturales se obtienen de la base alimenticia de los habitantes de esta Montaña; los productos de la matanza, el pan, el nabicol, la berza y las manzanas de los huertos.
¿En que orden se sirve el cocido de arvejos?
En primer lugar tenemos la sopa de arvejos. Sopa con el color característico del caldo resultante de la cocción de los arvejos. Una vez migado en una cazuela de barro el pan de hogaza, como para sopas, se añade sobre él, el caldo citado.
En segundo lugar se sirven los arvejos en una fuente, acompañados del nabicol, nabo característico de esta Montaña, o de berza.

En tercer lugar se pondrá sobre la mesa la fuente de barro con las morcillas, la androja, el chorizo, la cecina, el tocino, y la oreja, para que cada comensal se sirva a su gusto.
La androja es un embutido a base de grasa de gocho, ajos, harina y pimentón, metido en tripa y cocido como las morcillas.


 
 Para terminar, se puede degustar de postre, las manzanas asadas.
Pues bien, todo aquel que lo quiera probar, se puede acercar a la Montaña de Riaño el día 18 de febrero, ya que en tres restaurantes de la Comarca se ofrece ese día este singular cocido leonés, eso sí, previa reserva en los lugares y teléfonos que menciono a continuación:

RESTAURANTE EL MESÓN- RIAÑO- 987-740821

RESTAURANTE SAINZ – RIAÑO- Tef. 987-740663 y 987-740675

RESTAURANTE EL MOLINO- RIAÑOTef.987-740814


Desde esta Montaña animamos a todos los leoneses a que conozcan esta delicia de nuestra gastronomía, y nos visiten ese día. Tenemos que sentirnos orgullosos de nuestra riqueza cultural y en este caso, de nuestra riqueza gastronómica, y bajo ningún concepto, dejar que caiga en el olvido, porque ello significaría un mayor empobrecimiento de nuestra tierra leonesa.






4 comentarios:

Mirva dijo...

Ummm, que ricos los arvejos (con “b o con v” que de las dos formas los encontré en los archivos) con su ramita de hortelana para darles el característico aroma, siento pena el no poder estar en Riaño a degustarlos.
Los arvejos fueron junto con los nabicoles el puntal de la alimentación de nuestros antepasados, en las ordenanzas contemplaban el sembrar arvejal y nabal bajo pena de fuerte sanción al que no lo hiciere.
En varios foros tuve yo mis discusiones con la legitimidad de esta legumbre, algunos creen que no es tan especial, que son los simples guisantes que todos conocen; pues NO, a los guisantes que también se sembraban se les llamaba “arvejines” que por cierto no me gustaban nada por su sosera, no eran ni parecidos, y doy fe de que si los siembras fuera de allí no los consigues, se desvirtúan y aparte de que no se hacen bien su sabor es diferente.
Que vivan nuestros autóctonos “arvejos” que son una cosa muy nuestra y que no lograran arrebatarnos, se dejarán de sembrar pero no lograran conseguirlos en otros lugares, SON NUESTROS.

Mirva dijo...

Ummm, que ricos los arvejos (con “b o con v” que de las dos formas los encontré en los archivos) con su ramita de hortelana para darles el característico aroma, siento pena el no poder estar en Riaño a degustarlos.
Los arvejos fueron junto con los nabicoles el puntal de la alimentación de nuestros antepasados, en las ordenanzas contemplaban el sembrar arvejal y nabal bajo pena de fuerte sanción al que no lo hiciere.
En varios foros tuve yo mis discusiones con la legitimidad de esta legumbre, algunos creen que no es tan especial, que son los simples guisantes que todos conocen; pues NO, a los guisantes que también se sembraban se les llamaba “arvejines” que por cierto no me gustaban nada por su sosera, no eran ni parecidos, y doy fe de que si los siembras fuera de allí no los consigues, se desvirtúan y aparte de que no se hacen bien su sabor es diferente.
Que vivan nuestros autóctonos “arvejos” que son una cosa muy nuestra y que no lograran arrebatarnos, se dejarán de sembrar pero no lograran conseguirlos en otros lugares, SON NUESTROS.

Anónimo dijo...

No son los "titos" de mi pueblo?

RAIGAÑU dijo...

Hasta donde yo se, llama titos a una leguminosa de color crema, similar a los garbanzos y mas grande que los guisantes. Los arbeyos, son una leguminosa de color verdoso, similar a los guisantes.