24 jun. 2018

URRACA I De León. Nació el 24 de junio de 1081.

HOY HACE, 937 AÑOS.
En la ciudad de León, el 22 de julio se celebra una Curia Regia que cumple las disposiciones testamentarias de Alfonso VI, proclamando reina a Doña Urraca.

Urraca I nació en la capital del Reino de León, tal día como hoy 24 de Junio del año 1081. Hace ya 937 años.
Hija y madre de reyes, fue a su vez la primera mujer de la Europa Medieval, en ceñirse las sienes con la corona de un reino ...y nada menos que la del Reino de León.

El 22 de mayo, doña Urraca sale de Sahagún, acompañando a su padre, anciano y muy enfermo, con destino a Toledo, para intentar defender esta ciudad del inminente ataque de los almorávides, donde en el mes de junio en el castillo de Magán, en presencia de los magnates y próceres de la Iglesia que habían acudido a la ciudad llamados por el rey, Alfonso VI presenta a su hija como su legitima sucesora «Totum Regnum Tradidit». Un hecho insólito para la época. Pero Urraca tiene, la total confianza de su padre Alfonso VI de León.
Dª Urraca sale de Toledo acompañando al cadáver de su padre Alfonso VI, -conquistador de la ciudad,- para enterrarle en León, como a sus antepasados

  El 1 de julio de 1109, Alfonso VI fallece en Toledo.
La heredera viajara a León acompañando al cadáver de su padre. para enterrarle en Sahagún, siendo sepultado en el Monasterio de San Benito de Sahagún, cumpliéndose así la voluntad del monarca.

En la ciudad de León, el 22 de julio se celebra una Curia Regia que cumple las disposiciones testamentarias de Alfonso VI, proclamando reina a Doña Urraca.

Nunca lo tuvo fácil Urraca. Para empezar, era su hermano Sancho el heredero del Reino, pero su prematura muerte en La batalla de Uclés del año 1108 entre leoneses y Almorávides, dejo a la corona leonesa sin heredero masculino, y  la ya viuda Urraca, quedo como única pretendiente.

Un segundo matrimonio con Alfonso I de Aragón acaba siendo un rotundo fracaso. Alfonso, bastante misógino y maltratador según dicen, quiere anular a Urraca como reina e imponer su voluntad en el Reino de León
Pero Urraca es una mujer fuerte y orgullosas, no acepta las imposiciones y decide alejarse de Alfonso, refugiándose en el monasterio de S. Benito de Sahagún. Donde esta enterrado su padre.
Pero Alfonso de Aragón, decide encarcelar a Urraca en la fortaleza de El Castellar  y atacar a las ciudades leales a la reina.
Pero mientras ataca, los alférez de su padre liberan a la reina de la prisión y esta se hace fuerte con los suyos, en el Condado de Castilla.
A partir de este hecho, existe una reconciliación matrimonial que duraría bien poco.
La reconciliación matrimonial vuelve a quebrarse cuando Urraca consigue que la nobleza gallega acepte que su hijo Alfonso sea proclamado como Alfonso VII de Galicia.

 "La coronación se lleva a cabo en Santiago de Compostela el 17 de septiembre de 1111 y provocará las iras de Alfonso I de Aragón y nuevos enfrentamientos entre los soberanos a lo largo del año 1112, destacando los que tuvieron como escenarios a ciudades como Astorga y Carrión de los Condes, y que terminarían con una nueva tregua que habría de romperse al año siguiente en Burgos, cuando la reina, apoyada por las tropas del obispo de Santiago de Compostela, Diego Gelmírez, sitió la ciudad.

 Alfonso decide entonces abandonar sus aspiraciones territoriales sobre los reinos de su esposa y, basándose en los argumentos que utilizaron los que desde un primer momento querían declarar nulo su matrimonio, repudiar a Urraca, hecho que se hizo efectivo en un concilio que se celebró en Palencia en 1114."

Pero los condes gallegos, quieren que Galicia deje de ser el "Principado" del reino de León y aspiran a la independencia.

Urraca no esta dispuesta a la división de su corona, marcha con un ejercito, cerca la ciudad de Santiago de Compostela y aparta a su joven hijo de 10 años, de la tutoría del Conde de Traba, Pedro Fróilaz, y del Obispo de Santiago de Compostela, Diego Gelmírez.
Urraca entra en Santiago para parlamentar, acompañada de una pequeña escolta.

Gelmírez y el conde de Traba pactan luego con Urraca pero mientras se entrevistan con ella, la población se amotina instigada por estos nobles que temen perder su influencia en la corte.
Urraca acompañada por una pequeña escolta en la ciudad de Santiago, es golpeada y en un barrizal fue desnudada, humillada y vejada, mientras las fuerzas militares del obispo y del conde permanecen impasibles. El derecho a la inmunidad del parlamentario es conculcado.

Pero Urraca es una mujer muy difícil de atemorizar. Violada y malherida, consigue escapar de Santiago y reunirse con su ejercito.

 Pone sitio a la ciudad, la conquista, y pone en su "sitio" (Según cuentan fieramente) a los "machitos" maltratadores que la atacaron y ultrajaron mientras estaba parlamentando.

No acaban aquí sus penalidades; " En 1117, Urraca I fue cercada en el Castillo de Sobroso por los partidarios de su hijo y su hermana Teresa de León, que buscan la independencia de Galicia y de Portugal. Pero consiguió escapar nuevamente y volver a Santiago de Compostela, tal y como se relata en la Historia compostelana.
 Más adelante Urraca consolidó la relación con los partidarios de su hijo firmando el Pacto del Tambre, en el que reconocía la legitimidad del infante Alfonso para sucederla en el trono. Sin embargo, la paz solo se prolongó hasta 1120 cuando nuevamente se enfrentó al conde de Traba, con el que tuvo que volver a pactar en 1121 debido a la invasión que desde el condado portucalense encabezó su hermanastra Teresa de León y que repelió cruzando el río Miño y venciéndola en Lanhoso, con lo que consiguió que esta la reconociese como soberana."

Después de su defunción en la localidad de Saldaña, (8 de marzo de 1126), el cadáver de la reina Urraca I fue conducido a la ciudad de León, donde recibió sepultura en el Panteón de Real de San Isidoro. Recuperando así la tradición de los reyes de León, de ser sepultados allí.

Sus restos fueron depositados en un sepulcro de mármol liso, desaparecido en la actualidad, sobre cuya cubierta aparecía la imagen esculpida de la reina. En el sepulcro fue colocado el siguiente epitafio latino:

"H. R. DOMNA URRACA REGINA, MATER IMPERATORIS ALFONSI, HOC URRACA JACET PULCRO REGINA SEPULCHRO. REGIS ADEFONSI FILIA QUIPPE BONI. UNDECIES CENTUM DECIES SEX QUATUOR ANNOS MARTIS MENSE ORAVI, CUM MORITUR NUMERA."

Según el estudio de: María Encina Prada Marcos
Antropóloga forense.

Reina Dª Urraca: 
"En este hermoso sepulcro yace la Reina Urraca, hija del buen Rey D. Alfonso, y madre del Emperador Alfonso, murió en el mes de marzo, año de mil y ciento veinte y seis".

 Está pintada de media talla la reina, en la lápida que cubre la sepultura, el traje antiguo y tocado de la montaña.
http://www.oocities.org/es/mundo_medieval/San_Isidoro.pdf
Urraca I de León. "La Temeraria"

En todo caso, fue una mujer decidida y valiente que sus contemporáneos conocieron con el apelativo de "La Temeraria". Demostrando hace ya 900 años, que una mujer puede ser tan fuerte, osada y decidida, como el más fiero de los guerreros del reino.

No hay comentarios: