12 abr. 2018

23 de Abril de 1229: Toma de Cáceres, y promulgación del Fuero.

  Hoy, día 23 de Abril. Es un día importante para extremeños y leoneses, sobre todo para los zamoranos y cacereños.
  
Porque tal día como hoy 23 de Abril, día de San Jorge, un rey leonés nacido en Zamora, entro en la extremeña ciudad de Cáceres.

Importante fue sin duda la hazaña militar, la incorporación de esta gran ciudad al Reino de León. 
Pero Alfonso VIII fue algo más importante que un genial estratega.
 Fue sin duda el mejor legislador de toda la Edad Media, el rey con más instinto democrático, y el mayor defensor de los derechos civiles de toda Europa.

Y lo verdaderamente importante para Cáceres y para toda la Extremadura, -más allá de lo meramente militar,-  fue sin duda entrar en el ámbito político del Reino de León.

 Fue el de entrar en un "espacio protodemocratico". Un reino que ya desde Alfonso V de León disfrutaba de los más antiguos y avanzados fueros que defendían las libertades individuales.
También pasaron a formar parte del único reino que poseía un parlamento con representantes de la clase popular. La "Cuna del Parlamentarismo" como ha reconocido la UNESCO.
 Un parlamentarismos que se lo debemos a Alfonso VIII de León.

Pero además de otorgar un parlamento a todo un reino, nada más tomar la ciudad de Cáceres, Alfonso otorgo a esta su "Fuero".  Un fuero diseñado para evitar los abusos de los fuertes sobre los débiles, un fuero de verdadera integracion racial y religiosa. Un fuero para perpetuar la libertad de todos los ciudadanos. -Como no podía ser de otra manera si estaba firmado por Alfonso.

Lastima que después, un viento militarista e intolerante procedente del este, arrasara la obra de este magno rey.
 Y que el parlamentarismo se convirtiera en nuestra propia tierra, en algo utópico e inalcanzable durante tantos siglos.



Tal día como hoy pero hace ya mucho tiempo...................

Las tropas comandadas por el mejor estratega y legislador leonés -El zamorano Alfonso VIII de León- toman la fortificada ciudad de Cáceres.
 No tarda Alfonso en otorgar el Fuero a la ciudad, para proteger a todo el que en ella quiera vivir, de las posibles tropelías de los señores feudales y de las cada vez más poderosas ordenes militares.

"Concedo a todos los de Cáceres esta prerrogativa: Cualquiera que viniera a poblar Cáceres, sea de la condición que sea, cristiano, judío o moro, liberto o siervo, que venga seguro...."


 El 23 de Abril de 1229 la fortaleza almohade de Qazris es tomada por las tropas leonesas del rey Alfonso VIII, que después de múltiples intentos, al fin conseguían incorporar este importante enclave musulmán al poder cristiano-leonés.
  La ciudad es declarada Ciudad de Realengo, aspecto necesario para protegerla de la creciente influencia de las Órdenes Militares. Para regular tanto la repoblación de su vasto Alfoz (término municipal), como la vida de los colonos y vecinos de la propia ciudad, será dotará de Fueros que establecían los derechos y obligaciones que los futuros cacereños habrían de tener una vez se hubiesen instalado en sus tierras.

El fuero es una normativa especial, limitada a un territorio, a un pueblo o a una comunidad, por el cual la autoridad pertinente regula aspectos de la vida municipal, gremial o mancomunal, en lo que se refiere a convivencia, comercio, mercado, servicios, multas, impuestos, obligaciones y derechos.
https://www.ayto-caceres.es/publicaciones/cultura/los-fueros-de-caceres/



Y AHORA LA LEYENDA DEL SITIO

Estos días he leído, que existe en Cáceres una leyenda, muy emparentada con la mitología leonesa, concretamente con la clásica del "Molino de La Griega" y que tiene su origen en la toma de Cáceres por los leoneses.

Cuentan allá en Cáceres que estando sitiada la ciudad, la princesa  Mansaborá  de singular belleza, se enamoro de un joven capitán leonés que actúo como emisario de el rey Alfonso, en la corte de "Hiz  Qazris" (Cáceres) 

La princesa salía todas las noches para encontrarse con su amado a través de secretos pasadizos que comunicaban los Alcázares de Qazris con el exterior de la muralla.


Pero al joven norteño, solo le interesaba saber por donde salía la princesa, así que la vigilo y cuando se hizo con la información y las llaves del pasadizo, prepararon el asalto. Sin ninguna dificultad los leoneses penetraron en la ciudad la víspera de San Jorge, día 23 de Abril.

Dicen algunos que su padre el Caíd, enterado de la traición de su hija la maldijo junto a sus doncellas, -colaboradoras necesarias- condenándolas a todas, vagar eternamente por los subterráneos de Cáceres, convertida ella en gallina y sus doncellas en polluelos con plumas de oro.

¿Decidme si no os recuerda a la Leyenda de "La Griega", tan extendida por todo León.?


 La leyenda de La Griega
Por muchos lugares leoneses circulan leyendas sobre tesoros de la época de la morisma. Cuevas en las que hay un tesoro custodiado por un cuélebre, un moro, una culebra venenosa o una trampa disimulada. En alguna cueva se dice que el tesoro se halla bajo la apariencia de una gallina con los pollos de oro, o pavos de oro. Todas estas leyendas o mitos con cierto carácter sagrado sobre el oro nacen de una fuente común: la leyenda de La Griega.
http://www.saber.es/web/biblioteca/libros/mitos-leyendas-tierra-leonesa/html/textos/mitos_06.htm

Al día siguiente, mientras Alfonso VIII de León  mandaba ondear su bandera en la torre más alta de la ciudad, el gallardo capitán buscaba sin éxito a la princesa por toda las calles y palacios de Cáceres.

Hoy, esta leyenda inspira una tradición en la noche de San Jorge: la búsqueda de la gallina; en la que participan niños y mayores después de la también tradicional quema del dragón.

"El encantamiento les obliga a salir una vez al año de los oscuros pasillos que les mantienen presas. La princesa mora acompañada de sus doncellas convertidas en polluelos recubiertos de plumas de oro, se pasean por la ciudad amurallada desde el momento que suena la primera campanada de las 12 de la noche de la víspera del día de San Jorge, vagando por las calles, sin dejarse ver por nadie, para volver a esconderse bajo la ciudad hasta el año siguiente. El hechizo explica que si algún vecino logra hacerse con alguno de lo polluelos y lo lleva siempre consigo tendrá riqueza y fortuna el resto de su vida.
En esta creencia se basa la costumbre que lleva al ayuntamiento a esconder cada año por la ciudad vieja en las fiestas de San Jorge una representación de la gallina de oro y sus polluelos, para que los encuentre el más afortunado o sagaz."

Y los cacereños siguen celebrándolo todos los años. *****
http://www.hoy.es/caceres/201601/27/gallina-sigue-premio-20160127000844-v.html.



No hay comentarios: