25 abr. 2013

Héroes Leoneses 24 de Abril


Homenaje a los Héroes Leoneses: Manifiesto 2013
Queridos amigos:
Nos encontramos aquí hoy para realizar un hermoso y sentido homenaje a los héroes leoneses que hoy, hace 205 años, se enfrentaron al invasor napoleónico. La primera ciudad en levantarse de toda España, mal que les pese a algunos. Sin embargo, no podemos olvidar que aquí también reconocemos a todos los héroes leoneses que han hollado el suelo de nuestra maltratada tierra a lo largo de toda su historia. Desde aquí quiero expresar mi reconocimiento a todos ellos.

Y es que heroísmo y maltrato son dos palabras que, al igual que una pareja de siameses, parecen inseparables al referirnos a León. El Reino al que el resto de la península debe lo que es hoy, la primera espada en defender la libertad de la cristiandad frente al Islam, la tierra en la que nacieron los fueros y el primer parlamento de la historia es, pese a todo, marginado por el estado y relegado a una situación de postración casi absoluta. Si el Reino de León es la madre de España, ¿por qué nos tratan así?
No quiero, y tampoco es necesario, hacer una enumeración detallada de todas las vejaciones que hemos sufrido, en especial desde hace 30 años, cuando desde un despacho, y en contra del sentir popular, se decidió anexionar las tres provincias leonesas al mutilado cuerpo de Castilla la Vieja. Así el ego vallisoletano pudo sentirse capital de algo, naciendo un ente autonómico que sólo ha servido para el crecimiento de su capital, no oficial, pero sí factual, de un ente autonómico artificioso que no duda en dilapidar miles y miles de euros cada año para gestar un sentimiento regional inexistente: el castellano-leonés, entre otros derroches.
Venimos aquí invitados por nuestra labor como Comité Organizador de los MC años de San Miguel de Escalada. Qué decir de uno de los monumentos más importantes de nuestro querido reino, casi no necesita ni presentación. Quizá por sus pequeñas dimensiones y su remota localización lo tengamos un poco olvidado, pero es sin duda una joya de la historia del arte, quizá el máximo exponente del Arte de Repoblación o Mozárabe.
Este año cumple el 20 de noviembre nada menos que 1100, once centurias, que se dice pronto. Su origen está intrínsecamente unido al del propio reino de León, pues fue fundado en tiempos del rey García, el primero –aunque según algunos historiadores fue el segundo- en declararse rey de León.
Hablamos de un monumento de sobra reconocido por todos los estudiosos del mundo del arte y por el público leonés y que, sin embargo, es ignorado por las administraciones públicas, hasta tal punto que le niegan el pan y la sal, dejando que poco a poco se caiga a pedazos.
Es por ello que quisiera resaltar la labor que estamos realizando desde el Comité Organizador de actos del MC aniversario de San Miguel de Escalada. Somos un equipo de ciudadanos particulares, desvinculados de la administración pública, los que nos hemos puesto manos a la obra para que este centenario no pase desapercibido, tal y como pasó el año pasado con los 1100 del vecino monasterio de Eslonza. Y es que, donde no llega –o no quiere llegar- la mano de la administración, somos los ciudadanos quienes debemos realizar nuestra aportaciones e impulsar los proyectos que creemos importantes; y éste, amigos míos, lo es.
No nos hemos limitado a realizar actos este año, sino que venimos calentando motores desde hace varios años, organizando encuentros poéticos, ciclos de conferencias, conciertos y otras actividades que han tenido una respuesta masiva del público. Quien quiera más datos, puede consultar las hemerotecas.
Sigamos hablando de Patrimonio. 2013, precisamente por acabar en ese número, podríamos considerarlo como unannus horribilis para el patrimonio leonés si no fuese porque ya llevamos en esta situación nada menos que 30 años. Y no porque no haya nada que celebrar; más bien al contrario: en primer lugar, los 1100 años de Escalada, pero también los 950 años de la traslación de los restos de San Isidoro a León o el centenario del Palacio de Gaudí en Astorga.
A una tierra como la nuestra, a la que le cierran las minas y las industrias, y cuya agricultura y ganadería están bajo mínimos, sólo le queda el patrimonio, la única riqueza que no se pueden llevar. Pero ojo, esto no quiere decir que tengamos un recurso inagotable: el patrimonio necesita muchos cuidados. Huelga decir que si tenemos nuestros monumentos cuidados y la administración se ocupa de publicitarlos, los turistas vendrán a nuestros pueblos y ciudades, generando ingresos y ayudando a sacar adelante el futuro de nuestra tierra.
Pero, en lugar de eso, aquí preferimos dejar caer nuestros monumentos -basta con echar un vistazo a la iglesia de San Lorenzo de Sahagún-, o pasar carreteras y autovías por encima de los yacimientos arqueológicos, una tradición que empieza a ser muy leonesa: El Pesadero, en Manganeses de la Polvorosa en Zamora, fue el primero en ser sacrificado en pro del progreso, pues ahora yace bajo la A-52. Años después, el infortunio llamó a las puertas de Lancia, por cuya parte inferior seguimos luchando –porque la guerra aún no se ha ganado- para que no sea sepultada bajo una capa de asfalto. 
Por último, y muy en boga actualmente, el yacimiento de Ad Legionem, en el barrio de Puente Castro de León, amenazado por la construcción de otro vial, a pesar de que recientemente se aceptó a trámite su incoación como B.I.C. Unos restos arqueológicos únicos en toda la península: nada menos que un asentamiento civil, la cannaba, vinculado al campamento de la Legio VII. En cualquier otro país lo habrían musealizado, pero aquí preferimos, y permitidme la ironía, no parar el progreso. Se prefiere una carretera nueva, que puede desviarse por cualquier otra parte, a que se ponga en valor un yacimiento que podría formar parte de una ruta arqueológico-cultural que uniese los restos de la Legio VII, la Aljama de Puente Castro y Ad Legionem, sin ir más lejos. Pero claro, hace falta visión de futuro, algo que en el Ayuntamiento de León parece que no existe.
Se les llena la boca a ciertas personas con esa palabra:progreso. Son los que piden a gritos que se destruyan yacimientos para que pasen autovías que les traerán el supuesto progreso como el maná de Moisés. Lo que no saben es que dichas vías, en vez de acercarles el susodichoprogreso, más bien lo alejan, porque ahora los conductores ni siquiera paran en los pueblos, ¿para qué? Para eso están las estaciones de servicio. Por poner un ejemplo, ¿se imaginan cuántos conductores pararán en Mansilla Mayor cuando se complete la A-60 entre León y Valladolid? Apuesto que muy pocos. En cambio, si se musealiza Lancia, seguro que muchos se acercarán al pueblo, tomarán un café, quizá se queden a comer, etc. Eso es dinero, señores.

Lo mismo cabría decir de otros posibles circuitos culturales. ¿Se dan cuenta de la cantidad de dinero que podría entrar en la comarca si la administración invierte en restaurar, mejorar las infraestructuras y publicitar la ruta de los monasterios? Imaginen lo que supondría la puesta en valor de Sandoval, Lancia, San Miguel de Escalada, Eslonza y Gradefes para una comarca que va quedando poco a poco despoblada y con pocas perspectivas de futuro.
He hablado antes, de pasada, de los 950 años de la traslación de los restos de San Isidoro a León, hecho que también celebramos este año. No es una efeméride menor, ya que la devoción isidoriana motivó la construcción del conjunto religioso y cultural más importante del Reino de León tras Santiago de Compostela. En la colegiata de San Isidoro yacen enterrados la mayoría de los reyes leoneses, algunos de los cuales residieron en el palacio adjunto, y entre sus muros se celebraron las primeras cortes del mundo. Tal fue su importancia que a partir del reinado de Urraca, San Isidoro y Santiago compitieron por el patronazgo real. Os animo a que participemos activamente en esta celebración.
Quiero terminar mi alocución con un mensaje de esperanza. Si bien es cierto que la situación patrimonial es angustiosa, cada vez somos más los leoneses que nos concienciamos del valor de nuestra tierra. Cada vez nos movemos y luchamos más para exigir que nuestro patrimonio sea dignificado, y sin pedir nada a cambio, ¡altruísmo puro! Lo hemos visto con San Miguel de Escalada, Lancia, Ad Legionem, San Lorenzo de Sahagún, los restos romanos de Astorga o el castillo de Cea. Por eso debemos sentirnos orgullosos de nuestra tierra y de nuestros paisanos. Así que, y para finalizar, quiero pediros un fortísimo aplauso para todos ellos, pues, como los que dieron su vida aquí hace 205 años, también son héroes leoneses.
VIVAN LOS HÉROES LEONESES


VIVA EL REINO DE LEÓN
PUXA’L PAÍS LLÏONÉS




1 comentario:

Anónimo dijo...

Una Web para difundir la cultura de León:

http://www.actiweb.es/ateneoleones/