2 nov. 2018

Senabria recupera su Ramo Leonés de Navidad


El 1 de noviembre de 2018 la Asociación para el estudio de la montaña CRYOSANABRIA organizó un primer taller para recuperar la tradición del ramo leonés en la comarca de Sanabria.
Ayer día 1 de noviembre de 2018 la Asociación para el estudio de la montaña CRYOSANABRIA organizó un primer taller para recuperar la tradición del ramo leonés en la comarca de Sanabria, además de celebrar las ánimas con velas.
 En este caso el ramo quedó como una pirámide escalonada maciza de madera, al estilo sanabrés.

Con la despoblación del campo acaecida durante el siglo XX, esta tradición estuvo a punto de perderse por el empuje de otras importadas, como el ya el pino de navidad, y por ser identificado el ramo como algo rural y por tanto desdeñable. Actualmente vive un nuevo renacer y la la Asociación para el estudio de la montaña CRYOSANABRIA intenta recuperarlo y mantenerlo en Sanabria.



ORIGENES
 Nadie sabe a ciencia cierta cual es el origen del "Ramo Tradicional Leonés", pero todos los etnógrafos que lo han estudiado, están de acuerdo en que es una costumbre muy antigua.

No solamente es una tradición leonesa anterior al cristianismo, sino que como el caso de la Lucha Leonesa, o de los Bolos Leoneses, es anterior a la invasión y romanización de nuestro territorio por los romanos.

Es decir, esta costumbre, hay que situarla dentro de los ritos de fecundación de la tierra. Una costumbre pagana muy común en la prehistoria europea, que como el Mallo (o cantamisas)  o la “Fogera de San Juan” han logrado sobrevivir hasta nuestros días, gracias a que se “guarecieron” en el interior de la iglesia, reconvirtiéndose en una costumbre cristiana. 

Existen en la Región Leonesa, similares ritos paganos de fecundación, como Los Semadores de ceniza, o Aradores de la nieve, que como el caso de las Gumias, o los Guirrios, lograron sobrevivir, por que se refugiaron en el Carnaval, - Época donde todas las “desviaciones del recto proceder”, eran consentidas-.

El Ramo Tradicional Leonés, que empezó siendo Ramo de Nochebuena o “Ramu de Nadal”, seguramente fue en su origen el Ramo del "Fin de Año", es decir el Ramo del Solsticio de Invierno, la multitud de símbolos solares que aun conserva nuestro ramo, así parece confirmarlo.

-En la noche mas larga del año, era necesario hacer una ofrenda al dios solar- para ayudar a vencer las tinieblas. Que un nuevo y fecundo año comenzara, con la victoria creciente de la luz.


DIFUSIÓN:

Estos ritos paganos de fecundidad, no son exclusivos ni mucho menos del territorio leonés. Es mas, parece que esta prehistórica costumbre, estaba muy extendida entre los pueblos indoeuropeos.

Aunque con menos profusión y variedad que en León, aparecen restos de estos antiguos ritos- “El Árbol Sagrado de la Vida” -en toda la península.

Todo parece indicar que el centroeuropeo, “Abeto de Navidad”, esta directamente emparentado con el “Ramo Leonés de Nadal”. .

Probablemente la expansión de las costumbres latinas del Imperio Romano, así como la adopción de los ritos Judeo.-Cristianos “arrinconaron” estas antiguas costumbres en los países mas conservadores y/o peor comunicados con Roma.

Es decir desapareció prácticamente de toda la Península Ibérica, excepto de Cisasturica –León-, debido probablemente, al tradicional aislamiento de nuestros valles, (Javier Callado), al espíritu tenaz de nuestra gente, y al apego que sienten por sus costumbres antiguas.

Como demuestra la profusión de vestigios pre-romanos, incrustados en la cultura popular leonesa: Aluches, Pallozas, Hórreos, Bolos Leoneses, Cecina de Chivo (J.P. Aparicio, Estrabon) Mallos, Ramos etc.... 


El Ramo, esta presente en otros pueblos ibéricos, pero nunca sabremos si son vestigio de estas culturas prehistóricas, o influencia bien; de la colonización del Reino de León, o bien de emigrantes leoneses – También se citan Ramos en Filipinas y Sudamérica-, pero tanto aquí, como en Europa, son muy escasos y nunca se trata de Ramos de Navidad. Ramos estos últimos, practicamente exclusivos de la Región Leonesa. 

TIPOS DE RAMOS LEONESES:
La variedad del Ramo Leonés es enorme, no se podría hacer un catalogo completo ahora mismo ya que es un tema en el que los etnógrafos aun están investigando, y no dejan de aparecer nuevos diseños de ramo.
Pero podemos hacer un pequeño repaso de los más corrientes:

No hay comentarios: