1 mar. 2018

La Boda de la Niña.............Y otros cuentos Castispañoles.

Un sorprendente "Concilium" se ha reunido para poner en duda, -ya que más no les es posible,- el origen del parlamentarismo mundial en el Reino de León.
Y este seminario,- por que no les es posible llegar a más,- ¿Se celebra quizás en el Reino de Inglaterra, anterior "campeón" del parlamentarismo? ¿En la "Pérfida Albión"?
¡NO!
 Los ingleses sean primeros o segundos, llevan siglos de parlamentarismo, y a diferencia de lo que ocurre en España. ¡Ellos tienen instinto democrático!
El poner en duda la declaración de la ONU "sorprendentemente" procede de los historiadores "castispañoles". Esos que dicen que todos somos "Hijos de la Gran Corona de Castilla".(¡¡Con hermanos como estos, ¿Quien necesita enemigos?!!)
¿Y todo para que?
 Pues para que la ONU reconozca un precontrato matrimonial (En Castilla, ¿Como no?) como "Cuna Mundial del Parlamentarismo". ¡Lo tienen claro!.
Lo más sorpréndete de todo es que este seminario tampoco se celebra en Castilla, sino en León, e invitados por el Departamento de Historia de la Universidad de León. (Una universidad recordemos, que no pago el estado, sino que pagamos con el ahorro de los leoneses, a través de la Caja de Ahorros de León. ¿Realmente mereció la pena?)
Y ante este seminario solo se nos ocurre una explicación............¡¡ANCHA ES, LA SOMBRA DEL PODER!!

Afortunadamente ya ha empezado el "rosario" de protestas de los leoneses, tanto desde los partidos políticos, como desde las organizaciones civiles y culturales.

Reproducimos el texto que nos envían como nota de prensa, firmado por una coordinadora de organizaciones, asociaciones y colectivos y por otras tres asociaciones culturales leonesas:


¿Rizando el rizo... o enseñando la patina?

Leemos en la prensa de los días 26 y 27 de febrero, la noticia sobre un seminario, al que pomposa e incomprensiblemente tildan de “Congreso”, en el que al parecer lleva la voz cantante un medievalista a quien su pasado leonés parece poner en contra de todo lo salido de estas tierras milenarias. ¿Qué traumas infantiles se ocultan tras algunas traiciones declaradas a la tierra que nos dio el ser?

Pues bien, sostiene el señor Estepa que en 1188 no se celebraron unas Cortes sino una Curia (vendrá tal vez de una confusión similar el confundir “seminario” y “congreso”) y, a renglón seguido añade que “La expresión et cum electis civibus ex singulis civitatitubus es irregular porque dice que Alfonso IX hizo estas Cortes con ciudadanos elegidos en las ciudades, y no se menciona a las villas”.

Podríamos añadir que tampoco se mencionan los pueblos y aldeas, pero nos sorprende la 'sutileza' de su razonamiento de que no eran unas Cortes sino una Curia ya que, si tenemos en cuenta que en las Curias sólo tomaban parte, además del rey, la Nobleza y la Iglesia ¿en cual de esas dos instituciones encuadra el señor Estepa a los CIUDADANOS elegidos en las ciudades?

Sigue diciendo que “Tiene poco valor que algo sea la primera vez que ocurre” por lo que todavía extraña más su empeño en negar lo que, según él, es poco importante, sobre todo, si tenemos en cuenta que va a hablar, y no es la primera vez, “del tratado del emperador Federico I con Alfonso VIII para la boda de su hijo Conrado con Berenguela”, tratado éste al que concede, curiosamente, gran importancia. Sería cómico, si no resultase tan patético, que se compare una reunión de Cortes con la firma de un contrato de esponsales, de una importancia tal que nunca llegó a celebrarse.

Si olvidásemos que dicho contrato de esponsales se firmó en Castilla, no conseguiríamos encontrar motivo alguno para que ningún historiador medieval se atreviera a compararlo con una reunión de Cortes cuya importancia radica, no solamente en ser el testimonio documental más antiguo del sistema parlamentario europeo, según reconocimiento de la UNESCO, sino porque, por primera vez en la historia, un rey medieval se pone, por voluntad propia, por debajo de la ley y del consejo de las Cortes tal y como se indica en el cuarto decreta: “Prometí asimismo que no haré guerra, ni paz, ni pacto, a no ser con el consejo de los obispos, nobles y hombres buenos, por cuyo consejo debo regirme.”

En fin, poco se puede esperar de quien minusvalora una reunión de Cortes en la que se otorgaron unos Decreta que reconocían una serie de derechos adelantados a su tiempo mientras ensalza lo que, en términos coloquiales, no es más que “la pedida de mano de la niña”. Indudablemente, si pensamos que el primer evento tuvo lugar en el Reino de León, mientras el segundo sucedió en el de Castilla, es posible que entendamos las razones del Sr. Estepa para obrar con tamaña arbitrariedad.

Añade el sr. Estepa que “la Unesco no es un foro histórico y en cualquier organismo de derecho público, en este caso internacional, no se puede imponer el pensamiento” y tiene razón, la UNESCO no es un foro histórico, de la misma manera que él no es un jurista lo que posiblemente esté en el origen de su incapacidad para juzgar la importancia de unas instituciones jurídicas que rechaza y menosprecia, aplicando unos criterios actuales a sucesos acaecidos hace más de ocho siglos, del mismo modo que minusvalora el Fuero de León de 1017, en su línea de desconocimiento de la realidad jurídica de los reinos medievales y el avance para los derechos de los ciudadanos que supuso la promulgación de dicho Fuero, hace 1000 años por el rey Alfonso V de León.

Y todavía llama más la atención este empecinamiento en negar todo lo leonés al tiempo que deja pasar indiferente, y por supuesto sin aclarar, las manipulaciones flagrantes de la historia que se están produciendo tanto en los libros de texto de Primaria y Secundaria como, incluso, en los exámenes de selectividad de la comunidad autónoma en la que vivimos, en los que se cambia hasta el nombre de los reinos en aras, únicamente, de hacer creer que la misma existe “desde la noche de los tiempos”. ¿Cómo es posible que no se alce la voz ante tanta incongruencia, manipulación y mentira mientras se discuten única y exclusivamente los hechos leoneses? Del mismo modo también se les echa en falta a la hora de denunciar las mentiras y manipulaciones de la Fundación Villalar de directrices, esta vez si, políticas.

Pero lo que más nos preocupa es que sea una institución leonesa como la ULE, abanderada en esta ocasión por la reciéntemente nombrada catedrática de Historia Medieval, la que organice un evento en el que, conociendo a los ponentes y su opinión, harto demostrada, contraria siempre a lo leonés, la que no persiga un debate abierto a diferentes opiniones sino, simplemente, denigrar la historia leonesa y devaluar la declaración de la UNESCO de 2013, haciendo además obligatoria la asistencia de los alumnos. ¿De verdad que esto es lo más importante que tiene que hacer esta institución para poner en valor la historia del Reino de León y la historia de España? ¿Podemos quedarnos impasibles mientras se utiliza el dinero de nuestros impuestos para atacar y menospreciar nuestra historia?

No deja de ser un sarcasmo que la sra. Cavero diga que se organiza el seminario con el fin de arrojar luz “con temas que actualmente están siendo tratados en el marco de ciertas polémicas que deben clarificarse”. ¿Dónde estaba, la ahora catedrática de Historia Medieval, cuando en la prueba de Selectividad de septiembre de 2015, se modificó un mapa correspondiente al reinado de Alfonso VII de León “El Emperador” haciendo aparecer, en lugar del Reino de León, a una inexistente Corona de Castilla? ¿No hubo entonces ninguna polémica? ¿Acaso no deben clarificarse dichas manipulaciones? ¿O es que tenemos que aceptar en silencio las mentiras tan evidentes y demostrables que, además, tienen influencia en los estudiantes que acceden a la Universidad?

Fdº:

Elías Álvarez Rico

Presidente de Esllabón Lleonesista​


​Cristina Esther Rodríguez Crespo

Presidente de La Parva​, Plataforma de Cultura y Tradiciones Llïonesas



María Rosario Martínez Domínguez
Presidente ​Asociación L'Alderique pal estudiu y desendolque la Llingua Llïonesa

​Alicia Valmaseda Merino
Coordinadora de ComunidadLeonesa.ES (Coordinadora de Organizaciones, Asociaciones y Colectivos)

No hay comentarios: