20 jul. 2013

Una mala y una buena noticia.

La mala, no podía ser peor.  Ayer falleció victima de un infarto, a los 80 años de edad, una leyenda viva de la música tradicional leonesa, el gaitero de corporales, D. Domingo Losada
El junto a su también mítico compañero D. Moises Liebana, mantuvieron viva la gaita en León-provincia, durante decenios y prácticamente en solitario.
 Su tesón y amor a este instrumento tradicional de León, impidieron que desapareciera de nuestras tierras.

La buena noticia es que la Gaita Leonesa, no ha quedado huérfana, sin otros brazos leoneses que la acojan. Hoy ya hay decenas de jóvenes y no tan jóvenes, que han vuelto su mirada hacia este milenario instrumento. 
Y la prueba mas representativa , es la noticia de la presentación de un disco, "FARRAPOS, FURACOS y FOLES" En el que han participado 18 gaiteros leoneses (Solo de la provincia de León) y podían haber sido muchos más, si se hubieran sumado gaiteros leoneses de otras provincias.

Farrapos (los adornos que cuelgan del roncón), furacos (los agujeros del puntero) y foles (los fuelles) son las tres palabras clave para identificar un nuevo trabajo discográfico que hasta la fecha faltaba en las tiendas, los archivos especializados y los hogares de los aficionados: un disco que recoge la ilusión y el trabajo de los más activos gaiteros ‘de nueva generación’, aquellos que han mamado el repertorio de los músicos veteranos y que, sin pertenecer al mundo estrictamente tradicional, son pieza básica para la supervivencia y desarrollo del instrumento en tierras leonesas.

Los principales artífices del proyecto, surgido hace algo más de año y medio, son los jóvenes músicos Rodrigo Martínez y Víctor Astorgano, quienes se han encargado de poner en contacto a 18 gaiteros de toda la provincia (del Bierzo, la Cabrera, Laciana, Maragatos, las Riberas y la Montaña), para grabar entre dos y cuatro canciones tradicionales o de grandes maestros como el cabreirés Moisés Liébana, el berciano José Farelo o el babiano Nemesio Alonso. «Lo mejor del disco es su colorido, la enorme variedad que presenta, tanto por el tipo de temas —explica Astorgano—, alboradas, moliñeiras, rondas, jotas, corridos... como por el tipo de instrumentos; aquí pueden escucharse desde gaitas autóctonas leonesas con sus afinaciones propias a gallegas y asturianas de diverso tipo». Un color que afecta también a la sugestiva portada, obra del ilustrador Pablo Pino. Víctor Astorgano destacó la «respuesta extraordinariamente positiva» de los artistas y la sorpresa al comprobar que el repertorio leonés para gaita es «mucho más grande de lo que podría pensarse en un primer momento, podrían hacerse cinco discos más como éste». Por eso, juzga muy útil el álbum para alumnos y profesores, de forma que tengan posibilidad de aprender los temas propios de la provincia antes que los de otros territorios. A ello ayuda que el disco incluya las partituras de las canciones y que esté grabado con licencia libre para que pueda copiarse y distribuirse sin problemas. De momento, Furacos, farrapos y foles: gaiteros de las comarcas leonesas puede adquirirse por diez euros a través de la web de la productora Música con Tsume.
http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/los-gaiteros-de-leon-hacen-pina_812856.html

«Mira que precisamente tenía pensado subir este fin de semana a la Cabrera para dejarle un disco a Domingo...», se lamentaba ayer Víctor Astorgano al conocer la noticia del fallecimiento del otro gran gaitero de Corporales, a los 80 años, víctima de un infarto. Y es que aunque siempre estuvo a la sombra del más mediático y expansivo Moisés Liébana, quien nos dejó en enero del 2011, Losada tocaba prácticamente los mismos temas que su gran amigo y desde la muerte de aquel era el encargado de tocar la célebre Danza de Nabucodonosor. Ambos tocaron gaita y saxofón por toda la Cabrera y también en la vecina Maragatos, hasta donde marcharon no pocas veces a segar el pan.


Aporta el joven gaitero Javier Fernández, continuador del legado de esta pareja de maestros —y presente en el disco— una buena prueba de su arranque y voluntad: Domingo, que era zurdo, consiguió en apenas mes y medio aprender a tocar como los demás, con la digitación derecha. También fabricaba sus propias gaitas y trabajó varios años en las minas del Bierzo y otros lugares. Corporales de Cabrera se ha quedado sin gaiteros mayores. Pero lo jóvenes han tenido en Domingo a un maestro excelente.
E. Gancedo
http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/luto-en-corporales-y-en-toda-musica-popular_812855.html

http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/y-si-fallo-yo-_579706.html

No hay comentarios: