27 ene. 2013

El patrimonio que aventó el pantano

En un excelente articulo cultural, Emilio Gancedo nos recuerda, lo que los leoneses perdimos con la destrucción, de la Comarca de RIAÑO.
http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/el-patrimonio-que-avento-pantano_764042.html

Hórreos, escudos, portadas románicas... la destrucción cultural provocada en León por los embalses llevó a muchos de estos elementos a lugares muy diferentes de su ubicación original .

UN HÓRREO EN PLENA CIUDAD. Desde Pedrosa del Rey fue trasladado en piezas y montado en el Parque de los Reyes, en León.
FOTO:ramiro
"Alipio Valbuena cuenta su historia: «Originalmente estaba al lado de la plaza de Pedrosa, en el barrio de Barruelo, y pertenecía a la familia González-Alonso, a la casa del señor Gil, mi abuelo. Cuando se hizo el pantano se llegó a un acuerdo con la Diputación para instalar el hórreo en el parque, inaugurado en los primeros años ochenta». Valbuena recuerda que el hórreo se redujo a piezas y se volvió a elevar tal cual era. En realidad, una mínima parte del patrimonio de aquella bella localidad, pues este hijo del pueblo recuerda las desaparecidas escuelas y la casona señorial de los Álvarez-Pedrosa."

Hórreo de Salio en el Nuevo Riaño.
 "La mayoría de situaciones se dieron cuando los propietarios decidieron vender todo aquello que no pudieron conservar, esto es, grandes cantidades de muebles antiguos, carros e innumerables aperos de labranza, escudos nobiliarios, misales y libros valiosos, indumentaria tradicional... incluso restos arqueológicos, en muchos casos adquiridos a precios irrisorios por oportunistas que aprovecharon la situación de trauma y derrumbe psicológico de los vecinos."
El Reloj de la iglesia desmontado.


"La lista de la ‘dispersión’ riañesa es larga: desde la asociación cultural Montaña de Vadinia se mencionan, entre otros ejemplos, la lápida vadiniense de Anciles, hoy en el Museo Arqueológico de Asturias (otras reposan en el Museo de León); el carro chillón de Pedrosa, vendido y actualmente situado en un cámping de Potes (Cantabria); otro hórreo ‘transplantado’ en Boca de Huérgano, a cuatro kilómetros... como también acabó cerca la portada románica del mismo pueblo, en Siero de la Reina, distante unos ocho kilómetros."

2 comentarios:

Mirva dijo...

Lo que se perdió a consecuencia del pantano nadie como nosotros lo puede conocer, perdimos nuestras raíces y se cortó nuestra historia, a partir de ese momento nos tocó participar en otras historias y otras costumbres que no eran las nuestras y que son imposibles de recuperar; por lo cercano que tenemos es muy loable el celebrar el “antruido” como antes, pero no, ya nunca será como antes porque ya no discurre por las antiguas calles de los pueblos y los ánimos tampoco son los mismos, y como antruido todo lo demás, somos desterrados de nuestra tierra y que nos cuesta el enraizar en una nueva.
El pantano fue el final de nuestra historia y un parón en nuestras ilusiones y proyectos ¿Cómo afrontar la vida desde ese momento? Yo aun me encuentro perdida en medio de ninguna parte por que lo que me une a esta tierra no nació con migo, fue impuesto.
Besotes de una errante buronesa.

Anónimo dijo...

Después de ver las imágenes del derribo de riaño desperto dentro de mi una cosa indescriptible y ahora siento la impotencia de aquellos vecinos que como a un árbol arrancaron de raíz y decirles que no están solos que hay estamos para apoyarlos y darles ánimos toda esa gente leonesa de bien que aún viviendo en tierra de campos se dan cuenta del engaño que supuso la ejecución de esa obra que tanto daño hizo a la gente y personas de nuestra hermana tierra leonesa de la montaña saludos