6 ene. 2011

Filandon
La Fundación Cerezales impulsa la CULTURA LEONESA con dos FILANDONES
Archivo:Filandón (1872) Luis Álvarez Catalá.jpg
Filandón, cuadro de 1872 obra de Luis Álvarez Catalá
Música, teatro, arte... y ahora también cultura tradicional vista desde una óptica novedosa. A partir de la costumbre leonesa del filandón (llamada filorio, filandrero, hilorio o hila según la comarca), la Fundación Cerezales Antonino y Cinia propone dos citas, mañana y pasado, en su sede del pueblo de Cerezales del Condado, para que todos aquellos que lo deseen, y especialmente los más jóvenes, aprendan a apreciar el valor de la palabra y la transmisión amena de conocimientos en un ambiente distendido y abierto a la participación de todos.

La actividad, tal y como informa la institución, se enmarca dentro de su programa sobre Etnoeducación , «un plan que busca potenciar, consolidar, organizar y fomentar el respeto hacia el territorio rural mediante iniciativas asociadas al conocimiento del mismo y sus características culturales, estructuradas como un lenguaje y con sus correspondientes herramientas educativas al servicio de la puesta en valor del mundo rural, la fijación de población y el respeto orientada a aquellos que circunstancialmente lo ocupan o visitan».
El primero de estos filandones, Vidas contadas , tendrá lugar mañana viernes a las 20.30 en la sede de la fundación. Allí, el periodista y escritor Fulgencio Fernández y el músico Miguel Ángel García se centrarán en las vivencias de personajes leoneses de vida notable, aventurera, curiosa o significativa. Recrearán un filandón a la antigua usanza, como se hacían en las cocinas de la montaña leonesa durante los meses de invierno en los que se reunían los vecinos en una casa y hablaban largo y tendido. El primero de los intervinientes, conocedor de un gran número de vidas de leoneses singulares, hablará sobre alguno de ellos, triunfadores o perdedores; y sus historias irán aliñadas con la música de Miguel Ángel García, músico tradicional de Robles de la Valcueva que toca instrumentos como el rabel, la zanfoña y diversas variedades de gaita. Interpretará temas que se cantaban en estas reuniones y otras similares.
En cuanto a Vidas vividas , que se desarrollará este sábado a la misma hora y en el mismo lugar, contará con la particiación de Gerardo García y Vicente Álvarez Valdeón, entre otros personajes leoneses de vida intensa que también podrán aparecer por la fundación. El primero, militar de profesión, estuvo presente en tres guerras (incluso, con la División Azul, en la lejana y fría Rusia). Entró en el Ejército con solo 14 años y fue destinado a la Revolución de Asturias de 1934, donde coincidió con las famosas monjas mártires de Astorga. Es también el fundador de un buen número de bandas de la Semana Santa leonesa y el encargado de preparar las sopas de ajo que se sirven en la plaza Mayor por San Juan.
Otro de los que acudirá a Cerezales será Vicente Álvarez Valdeón, del pueblo montañés de La Uña, personaje con una biografía singular y excelente conversador. Con dos años emigró a Cuba junto a su madre y tuvo que volver con solo seis, creció cuidando ganado en los montes de su pueblo y se convirtió en el más famoso furtivo de la comarca, pero al que eran absolutamente incapaces de pillar -in fraganti-, hasta tal punto de que acabaron por hacerle Guarda Mayor de la Reserva Nacional de Caza.
La entrada a ambos filandones es libre y gratuita.

No hay comentarios: