31 mar. 2018

Museo Escuela Félix de Martino en Soto de Sajambre


Calendario de visitas guiadas 2.018:

Semana Santa 2018: del 28 de marzo al 8 de abril
Sábados, Domingos, Festivos y puentes

Verano 2018: julio y agosto
Horario de visitas guiadas:
  A las 10:30 h.
  A las 11:30 h.
 A las 18:00 h.
 A las 19:00 h.

En la visita también se podrá ver la Central Eléctrica y el molino harinero, recientemente restaurado gracias a la Asociación Félix de Martino y el Parque Nacional Picos de Europa.

Para visitas concertadas: 




 Lupas, radios, telégrafos, maquina de vapor....laboratorio de física. 
 Cientos de paneles interactivos.
 Ninguna escuela de hoy esta tan bien dotada de elementos pedagógicos.
Todos pueden ser vistos en el museo y se conservan en perfecto estado.


Museo Escuela de Soto de Sajambre

La Escuela de Soto va más allá de la arquitectura del edificio, va de la educación.

Aunque en el pueblo ya existía una escuela, en 1902 Félix de Martino, un sajambriego que emigra a México y hace fortuna, decide mejorar la vida de amigos y vecinos de su pueblo  natal.

Se empieza a plantear la posibilidad de levantar una nueva escuela dotada de los más avanzados medios didácticos de la época.

El proyecto se materializa unos años después, cuando en 1905 se encargan los planos de un edificio que, además de funcional, debía ser bonito y , un año después, se contratan las obras.

El edifico austero y funcional, se distribuye en dos plantas:

En la inferior se disponía el aula de primeras letras, un taller de carpintería y oficios y una sala de reuniones para los vecinos.

En la primera planta se ubicaron el aula para los mayores y el verdadero tesoro de la escuela, el gabinete, que asombrosamente ha llegado casi completo hasta nuestros días.

Proyecto Educativo
Una escuela que tiene mucho que ver con La Institución Libre de Enseñanza, que pensaba en aulas con grandes ventanas y vistas al jardín y una obligación muy clara: construir un pensamiento crítico, individual y autónomo.

Un proyecto educativo que daba prioridad a educar y formar ciudadanos de una forma integral. Un hito para la época y para un pueblo escondido entre las montañas.

Jardín Botánico y Fábrica de la Luz
En 1909 Leonardo Barriada, el maestro, funda el coto escolar de Soto de Sajambre espacio para el trabajo en común y la experimentación en materias relacionadas con los recursos locales.

La plantación, cuidado y mantenimiento de especies forestales presentes en los bosques de Sajambre.

El jardín botánico también se puede visitar, alberga numerosas especies y ha sido recuperado como un espacio vivo para todos.


En la visita también se enseña La Fábrica de la Luz, inaugurada en 1925 y que estuvo en funcionamiento en Soto de Sajambre hasta 1970.

D. Leonardo Barriada. El Maestro
 D. Félix de Martino eligió como docente y director de su escuela a un maestro nacional titulado que había  concurrido a las oposiciones de Maestro Normal y Maestro Superior superándolas con la máxima calificación.
  Tanto la personalidad profesional de D. Leonardo Barriada, como los métodos didácticos por él utilizados y la propia mentalidad educativa de D. Félix son hijos de las corrientes de renovación pedagógica que recorrían Europa y América en aquella época y cuyo máximo exponente en España fue la Institución Libre de Enseñanza. D. Leonardo supo combinar los principios de algunos pedagogos católicos, como Andrés Manjón, con ideas propias del krausismo, tales como las clases al aire libre y la experimentación en contacto con la naturaleza, recursos didácticos que fueron introducidos en España por D. Francisco Giner de los Ríos.
  En el colegio fundado por D. Félix se impartía y se respetaba escrupulosamente el programa oficial del Ministerio, sin permitir injerencias extrañas, como las que intentaron en 1916 algunos eclesiásticos del lugar.

  Pero el cumplimiento del programa académico oficial nunca fue impedimento para que D. Leonardo aplicase una metodología progresista. Así, el maestro estableció vínculos afectivos entre los estudiantes y su entorno, impartiendo clases al aire libre; incentivando a los alumnos en la observación de la naturaleza mediante, por ejemplo, la toma diaria de datos meteorológicos; desarrollando iniciativas que mantenían a los muchachos en contacto directo con el medio ambiente, como la Fiesta del Árbol o la creación de un huerto experimental, donde los alumnos podían comprobar la eficacia de los nitratos y abonos químicos que, por primera vez, se veían en Sajambre.

D. Félix de Martino
   D. Félix de Martino Díez nace en Soto de Sajambre en 1859 y muere en Ciudad de México el 8 de abril de 1924. Pasa su infancia y juventud en Soto hasta que, tras la muerte de su padre, decide buscar fortuna fuera de Sajambre. Después de trabajar en las minas de Busdongo y en las de Río Tinto (Huelva), en el año 1887 se embarca hacia América.
     D. Félix llega a México durante la dictadura de Porfirio Díaz, época de prosperidad económica que permitió el enriquecimiento de algunos y el surgimiento de la clase media del país. Se asocia con ricos empresarios, como el que fuera durante varios mandatos alcalde de Puebla (Leopoldo Gavito), y en 1899 contrae matrimonio con Guadalupe Noriega, hija del influyente indiano asturiano D. Íñigo de Noriega Laso, dueño de un imperio económico en el país azteca. Este enlace favoreció su situación financiera hasta los años de la revolución mexicana, lo que obligó a D. Félix a disminuir el flujo de capital que enviaba periódicamente a Soto y que administraba con mano firme su íntimo amigo Francisco Díaz-Caneja.
    D. Félix de Martino fue el mayor benefactor e hijo predilecto de Soto de Sajambre, dejando un importante legado que sirvió para mejorar las condiciones de vida y la educación de sus paisanos, razones por las que su memoria se ha mantenido viva hasta el día de hoy. 

    Además de la escuela (1907) y de las dependencias a ella supeditadas, como el jardín botánico, promovió la recogida de fondos para construir el edificio del Ayuntamiento de Oseja de Sajambre (1908) y colaboró económicamente, junto con las aportaciones de los vecinos, en la construcción del camino vecinal de Oseja a Soto (1915-1920), en el de Ribota (1924) y en el de Pío y Vierdes, que se llevaría a cabo en1928, tras su muerte. En Soto edificó una fuente (1898), un lavadero público (1906), organizó un dispensario de primeros auxilios (1922) e instaló la primera fábrica de luz eléctrica que existió en Sajambre (1928).


     A la muerte del prócer, su mujer Dña. Guadalupe Noriega y su primogénito, D. Félix, continuaron la tarea emprendida en el mantenimiento de la escuela de Soto mientras las circunstancias históricas y familiares lo permitieron. 






No hay comentarios: