14 mar. 2018

Batalla de Alange. 15-Marzo-1.230

(-Y conquista de las plazas fuertes de Mérida y Badajoz.-)
(And conquest of Merida and Badajoz strongholds)
"En la Batalla de Alange, los efectivos musulmanes sufrieron una derrota completa y salieron en desbandada perseguidos por los leoneses, resultando el mismo Ibn Hud herido.
 Según Moreno de Vargas, el ejército leonés infligió una gran matanza en los musulmanes que huían hacia Badajoz a una legua de Mérida, en el denominado "Valle de la Matanza".

In the Battle of Alangue, the muslims suffered complete defeat and fled in disarray, chased by the people from Leon, the very Ibn Hud was injured.
Moreno de Vargas tells how the armies from Leon massacred the muslim fleeing towards Badajoz less than three miles from Merida, in the valley that was since known as 'Valle de la Matanza'

Battle of Alange. Batalla de Alange
".... Para ello el rey leonés y las huestes que le acompañaban, atravesaron el Guadiana una noche y, a la mañana siguiente, el 15 de marzo de 1230 (de acuerdo con el Cronicon Cordubense) tuvo lugar el enfrentamiento en campo abierto, una batalla campal, ‘una de las más señaladas de aquel siglo’."
... To achieve that the King of Leon and his army crossed the Guadiana river at night and, the next morning, March 15th of the 1230 (as stated in the Cronicon Cordubense) the battle took place, 'One of the most important that century'.

Campaña Militar del año 1.230
 de Alfonso VIII de León

Convocatoria a condes, obispos, nobles y ordenes militares para realizar concentración en la plaza fuerte de Alba de Tormes.

Pasadas las navidades de 1229 el Rey Alfonso VIII parte de León con un gran ejercito hacia Alba de Tormes, donde ha convocado a sus vasallos para que aporten sus mesnadas al ejercito leonés.
Comparecen allí: Caballeros de la Orden del Temple y como no, la leonesa Orden de "São Julião do Pereiro" creada hacia apenas 75 años y conocida popularmente como de Alcántara por haberse hecho cargo de la defensa de esta plaza. No podían faltar los frades militares de la Orden de Santiago, cuyo cuartel general estaba en el convento- cuartel de San Marcos de León.
Comparecieron también: D. Bernardo II, arzobispo de Santiago de Compostela y los obispos de Oviedo, León, Zamora y Coria ademas de otras fuerzas, como mesnadas de nobles y conceyos.
Destacando por su valor el de los vecinos de Zamora a los que el rey premio colocando en su escudo el Puente de Merida. "Zamo[ren] ses fuerunt uictores in prima acie"
La toma de Mérida y la batalla campal de Alange.

Mérida se negó a rendirse, por lo que las tropas leonesas sitiaron la ciudad.
"La noticia del asedio de Mérida debió llegarle al caudillo hispanomusulmán Ibn Hud al-Mutawakkil, vencedor de los almohades, reconocido como lugarteniente y Emir del Califato abbásida de Bagdag –tomó por enseña el estandarte negro de los abbasíies- primero en Murcia y luego en casi todo Al-Andalus (Almería, Málaga, Granada, Jaén, Córdoba, Sevilla, Badajoz, Mérida, Trujillo). 
Se dirigió a Córdoba, donde reunió un gran ejército de caballeros e infantes para acudir en ayuda de la ciudad sitiada, posiblemente por la calzada que parte desde Córdoba y transcurre por Azuaga y Hornachos. Ibn Hud acampó en las proximidades del castillo de Alange o en el lugar conocido como Posadas de Abenfut, ligeramente al noreste del actual Campillo de Llerena y dentro de los límites de su término municipal."

Mientras tanto, Mérida fue atacada por el puente de la ciudad y tomada al asalto antes de la llegada de los refuerzos de las tropas musulmanas.
Cuando llegaron estas tropas sin haberse levantado aun el sitio de Mérida, Alfonso VIII decidió  enfrentarse a las mismas, a pesar de ser muy inferiores en número.
 Las fuentes afirman que el contingente de las tropas de Ibn Hud era innumerable, o que se componía de unos ochenta mil hombres (veinte mil a caballo y sesenta mil a pie). Para ello el rey leonés y las huestes que le acompañaban, atravesaron el Guadiana una noche y, a la mañana siguiente, el 15 de marzo de 1230 (de acuerdo con el Cronicon cordubense) tuvo lugar el enfrentamiento en campo abierto, una batalla campal, ‘una de las más señaladas de aquel siglo’.

" Ibn Hud vio que los leoneses se dirigían contra sus tropas a fin de entablar la batalla, ordenó sus gentes y salió a su encuentro, la batalla fue muy sangrienta y por algún tiempo dudosa, pero el valor de los cristianos superó la muchedumbre enemiga y se declaró por Alfonso VIII de León la victoria. 

Los efectivos musulmanes sufrieron una derrota completa y salieron en desbandada perseguidos por los leoneses, resultando el mismo Ibn Hud herido.
 Según Moreno de Vargas, el ejército leonés infligió una gran matanza en los musulmanes que huían hacia Badajoz a una legua de Mérida, en el denominado valle de la Matanza"

Imparables las tropas leonesas, se dirigen casi de inmediato a tomar la fortificada ciudad de Badajoz.

La conquista de Badajoz. 
El victorioso rey leonés permaneció en Mérida hasta después del 20 de marzo, partiendo después con el ejército y los maestres de las órdenes militares, los obispos y el arzobispo de Santiago de Compostela, con sus huestes sobre Badajoz.

La conquista de la capital debió de ser rápida, pudo establecerse un asedio hacia el 19 de abril, rindiéndose la ciudad el 26 de mayo, como indica el Chronicon conimbricense o a primeros de junio, como indica el Cronicón cordubense; pero antes del 9 de junio, porque ese día ya estaba Alfonso VIII en Cáceres, de vuelta hacia el norte, y empleaba el título de «rex Legionis et Badalocii».

Textos fuente: http://corazonleon.blogspot.com.es/2010/03/la-victoria-de-alfonso-ix-de-leon-sobre.html

En este post, no puedo resistirme a escanear la ultima pagina de mi ejemplar del cómic: "Cruz Negra" capitulo: "La Frontera", donde aparece un dibujo del genial Pedro Camello ilustrando a combatientes de esta campaña militar, concretamente a hermanos de la Orden de Alcántara o de San Julián de Pereiro, con su equipamiento y sus armas.
Aunque el cómic pertenece al genero fantástico, sus ilustraciones están mejor documentadas que muchas de las que aparecen en las enciclopedias llamadas "serias", por eso os aconsejo su lectura.

http://adalides.blogspot.com.es/2012/11/cruz-negra-la-frontera-i.html


NOTA:
Ante las dudas y confusiones que plantea la historiografía española mezclando las dinastías del reino de León con las dinastías del reino castellano al asignar ordinales leoneses a los reyes castellanos, hacemos la siguiente aclaración para que se sepa porque llamamos al VIIIº  Alfonso que reino en León,  Alfonso VIII y no Alfonso IX como le designan los historiadores oficiales en los libros  de texto españoles.

ACLARACIÓN:
Los reyes portugueses como reino independiente del de León,  están bien numerados, pero los castellanos no, es como si Castilla nunca se hubiera independizado de León.
 La historiografía española nombra como segundo al primer rey castellano, Sancho I de Castilla y II de León y con los Alfonsos y Fernandos pasa lo mismo.
En el reino de León después de Alfonso VII viene Alfonso VIII. (Lógico) Alfonso I de Castilla ( VIII según las historiografía española) no fue rey de León. Por lo tanto no es heredero del reino y no se le puede llamar VIII como si fuera rey de León.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se trata del rey Alfonso VIII de León (hay un error al llamarlo Alfonso VII en el artículo)
Presta asgaya. Da para una superproducción de Holliwood.

RAIGAÑU dijo...

Tiene Vd. razón, este Alfonso fue el VIII que reino en León con ese nombre. Lo corregimos de inmediato. Gracias.