21 mar. 2018

Antifonario de la Catedral de León.


Esta tarde a las 20.00 hora en el salón de actos del Ayuntamiento de León, tendremos la conferencia titulada: "El Antifonario de la Catedral de León y otros tesoros manuscritos" a cargo del catedrático emérito de Paleografía y Diplomática de la Universidad de León, D. Vicente García Lobo, donde intentara desvelar algunos de los secretos de este Antifonario de la Catedral de León.

Fue copiado en un monasterio leonés de San Cipriano del Condado. en el siglo XI, a partir de otro manuscrito de época visigoda, y se conserva en el Archivo de la Catedral de León. Contiene los cánticos de las misas de las distintas fiestas del ciclo litúrgico y las de los santos, según el orden del calendario.

 Está considerado como la pieza más importante de la música occidental europea, ya que el texto puede ser la trascripción de la primera obra polifónica del mundo y aun no ha sido descifrado por los musicólogos.
Consta de 306 folios de pergamino (330 x 240 mm), escritos en letra visigótica, generalmente a una sola columna; 22 de los folios contienen miniaturas, que representan santos o escenas de la vida del Señor (natividad, epifanía, circuncisión etc).
 Los primeros veintiocho folios contienen varios prólogos, un calendario de fiestas y tratados del cómputo del calendario. Los 284 folios restantes contienen texto acompañado de notación musical.


" El Antifonario de León tiene el interés de ser el único antifonario completo de la liturgia visigótico-mozárabe que ha llegado hasta nosotros.  La liturgia llamada visigótico-mozárabe tiene un origen hispano-romano. Se desarrolla a partir del siglo III y alcanza su mayor desarrollo en el periodo visigodo, en el siglo VII.

“Tascio Cipriano es condenado a morir decapitado”

"Es interesante destacar que el folio 234 contiene, con un tratamiento muy especial, el oficio litúrgico de la fiesta del patrón del monasterio, San Cipriano, que incluye música para las antífonas y una página de lujo con una miniatura alusiva, en un tipo de presentación semejante a la que dedica a las grandes solemnidades. Representa al santo vestido con túnica de color de minio, manto azul, larga estola y tocado puntiagudo de obispo. que ofrece la cabeza a un sayón descalzo, con calzón bombacho, ropa corta ceñida a la cintura y una pequeña clámide colgando. Con la mano derecha señala a la víctima y en la izquierda blande una larga espada."

No hay comentarios: