15 may. 2014

El Frente Norte Leonés


Excursión al Alto La Biesca-Peña Los Machaos.
Un fortín en la Montaña Leonesa, del Ejercito Popular de la II República Española.
 "La Maginot Cantábrica"

Piedrasecha, es un bonito pueblo de la montaña Leonesa, con un interesante nombre: Piedrasecha. Que sin duda alude al enorme corte, que el arroyo de Los Calderones da, en los retorcidos estratos de la roca caliza, formando la extraordinaria Foz de Los Calderones.-Una de las múltiples maravillas naturales del País leonés. 
El sacho, es en León una herramienta de escavar de tamaño intermedio entre l´azadón y l´escabuche. de ahí creo yo: "Piedra Secha"

Estas Foces que algunos llaman del Infierno, era la vía de comunicación ente Piedrasecha y el antiguo poblado de Santas Martas.
  Santas Martas es ahora un despoblado. Ya que según la leyenda, todos sus vecinos murieron envenenados, debido al veneno de una vacaloria que sin darse cuenta, mezclaron con la harina del pan que luego comieron en común. 
Esto es todo lo que queda de Santas martas.
En esta ruta aun hoy se pueden apreciar restos de la calzada por la que creo que jamás transito un carro. Supongo que las mercancías pesadas, serian transportadas en los arcaicos forcados. Especie de trineos, construidos casi siempre con la forqueta de un árbol y que fueron utilizados en León, al menos hasta finales del siglo XX, ya que son capaces de deslizarse por la roca irregular, donde un carro quedaría atorado.
Estas foces, son totalmente intransitables durante el deshielo, ya que una corriente de agua de profundidad considerable,  ocupa de lado a lado el espacio entre las paredes verticales.
 Así de "intratables" son Los Calderones durante el deshielo
Aquí se puede apreciar bien lo de "Piedra-Sachada"
Este más bien seria el motivo del despoblamiento de Santas Martas, y no una casi inicua vacaloria. (En el idioma llïonés se llaman vacalorias, a salamandras y tritones. Ambas especies tienen un veneno en la piel, similar al del sapo)

Pero a mediados de Mayo, brincando entre las lleras, se puede remontar el curso de agua.

En estas fechas, en el termino de Santas Martas, esta acampada la primavera.





Al norte, la gran masa cuarcitica llamada Pico de Llamargones.  -Cuyas laderas en esta época del año, están llenas de llamargos y urces nazarenas-Separa este valle de los puertos altos de Geras y Cabornera de Gordón.
 -En el mapa viene como Pico Amargones, porque los hispanohablantes no saben lo que es un llamargo (También llamados en León llamas o llamazares).

Al sur, un fasgar con texus y acebos, escala las inclinadas pendientes hasta llegar a los verticales cantiles de la Peña Los Machaos (En leonés machao es el nombre del hacha) unidos a los de el Alto La Biesca (En Llïonés biesca es un lugar densamente poblado de arboles o vegetación)

Si sigues el reguero, llegaras hasta el Collao Texero, que separa estas tierras de la comarca de Luna. Pero el último tramo de esta portiella no es fácil de transitar. Los piornos y las escobas, tapan los antiguos caminos, y son tan altos como una persona, o más. Perder el camino es muy fácil y caminar a través de los piornos y urces, es agotador. Buscar un sendero bien marcado y procurar no perderlo. (Vosotros también podías perderos) 

Al llegar al alto la portiella, girar hacia la izquierda y encarar directamente la peña, aunque no lo parezca, por este lugar se sube bien el peñascal.
Siguiendo la linea de "baldosas amarillas".
Nada más llegar a lo alto, a la derecha del levemente marcado sendero, hay una pequeña fortificación sobre la arista de la roca. Batida por todos los vientos es un puesto de observación privilegiado, pero hacer guardias en otoño e invierno, debió de ser muy penoso.
Aun después de haberse sublevado la mayoría de los militares en León-Capital, del vecino S. Andres del Rabanero, salían camiones cargados de civiles leoneses hacia la Magdalena. Miles de leoneses se agruparon en la 1ª linea de fuego, intentando detener al ejercito golpista.
La fortificación, guarda el paso a un enorme valle colgado y desde allí se ve el Alto La Biesca, que si alguna vez tubo arboles, hoy el pastoreo lo ha convertido en un campo de pasto, enebros rastreros, y lleras.

Protegiendo la fortificación por la retaguardia, La Biesca, tiene dos pequeñas fortificaciones sobre una explanada inclinada. Y en lo alto, todo un sistema de trincheras en sig-sag y doble parapeto para protegerse del ataque aéreo.


Trincheras de poniente de La Biesca
 Los Machaos desde La Biesca. Al fondo la torre de la iglesia de Otero de Las Dueñas. Con prismáticos desde este pico, se distingue hasta la catedral de León.
 Trinchera entre las dos cumbres fortificadas.
La linea gris, es la Autopista de Luna
Desde la Biesca se divisa La Peña Los Machaos, tan fortificada o más que la de La Biesca
Y entre estos dos picos “geminados” y escavado en el pedregoso suelo, una enorme trinchera impide, que sean rebasadas las fortificaciones.
Triple sistema de parapetos, defendiendo el flanco norte.

Una bonita excursión para los amantes de la historia leonesa y de la montaña.

1 comentario:

motri dijo...

Espectacular ruta que pasa a la lista de pendientes de realizar agradeceros que nos deis a conocer los rincones más espectaculares y bellos de nuestra querida tierra que de norte a sur y de este a oeste atesora nuestro histórico reino aprovechar estas líneas para invitaros a tod@s a que descubrais en mi pueblin otro de esos rincones reales que atesora nuestra tierra y conozcais la ruta de las 101 fuentes del concejo de Valdavida .ruta que ostenta el honor de ser considerada como la ruta con más manantiales de España saludos y nos vemos en los Calderones